MI CADERA
Reemplazo de Cadera
Resuperficialización de Cadera
El Implante
La Operación
Niveles de Actividad
Rehabilitación
Encuentre un Cirujano
Casos de Estudio
Preguntas Más Frecuentes
Resultados Clínicos
Pautas NICE
<- volver a 'Productos'

Rehabilitación Postoperatoria.

Para Retomar la Vida con Normalidad

Muchos pacientes han solicitado consejos para la rehabilitación después de la resuperficialización de su cadera. La siguiente información ha sido recopilada por Frances Ihenacho, terapista deportivo, entrenador personal y especialista en rehabilitación postoperatoria _ www.jumpstarttrainingsystems.org

La rehabilitación tras la cirugía de reemplazo de cadera depende del tipo de intervención, de la prótesis utilizada y del abordaje quirúrgico adoptado por el cirujano. Estos factores pueden influir, por ejemplo, en el tiempo a esperar hasta que el paciente pueda aplicar peso a la pierna operada. El cirujano informará a Ud. y al equipo de rehabilitación el régimen a seguir y las limitaciones que Ud. tendrá.

En líneas generales, la mayoría de los pacientes pueden levantarse de la cama sin ayuda al día después de la operación. Su fisioterapista y a veces un terapista ocupacional le enseñará a hacer ejercicios, andar y realizar actividades rutinarias como, por ejemplo, vestirse y cocinar mientras su cadera se recupera.

Ejercicios postoperatorios – Guía para el paciente

Lo más importante que hay que recordar antes de comenzar a hacer ejercicios es que la recuperación es diferente para cada paciente, por lo tanto no debe tratar de comparar su progreso con el de otro paciente. Los pacientes que eran más activos físicamente, más flexibles y tenían más vigor antes de la operación parecen progresar más rápidamente después de la operación, pero esto no es importante. Lo importante es que cada paciente individual recupere la confianza para alcanzar un nivel de actividad y capacidad física compatibles con su tipo de vida y ambiciones deseadas. No todos desearán montar en bicicleta o salir a trotar, pero si Ud. tiene estas ambiciones puede lograrlas realísticamente. Una vez que Ud. recupere el vigor, la estabilidad y la fuerza muscular, la posibilidad de llevar una vida activa normal se convierte en realidad.

A continuación encontrará seis ejercicios básicos que he preparado y que espero le den confianza para recuperar una buena mobilidad y fuerza después de la operación.

La Cadera y los Músculos

El fortalecimiento y reentrenamiento de los músculos de la cadera operada son esenciales para normalizar y estabilizar su postura de andar.
Muchos pacientes reportan “un sentimiento raro” en la zona de la operación, a veces entumecimiento, dolencia y/o sensación de picor. Esto puede ser algo desconcertante y frecuentemente hace que los pacientes se cohiban de intentar hacer ciertos movimientos. Para fortalecer los músculos de la cadera es necesario afrontarlos mental y físicamente.

Algunos de los ejercicios indicados pueden hacerse sentados, algunos estando de pie y otros en posición yacente. Algunos se hacen mejor con la ayuda de un balón suízo. Todos ellos están concebidos para mejorar su estabilidad y, con el tiempo, le darán confianza para aumentar su actividad.
A veces, experimentar el ejercicio en la cadera no operada es una buena forma de comparar la fuerza y la sensación, y es una buena indicación de su habilidad.

Las Nalgas
Ejercicio 1

figura1Ejercitar el músculo de la nalga de pie sobre la pierna no operada. Mover la pierna operada hacia atrás y, manteniéndola derecha, estrujar la nalga tanto como pueda. Asegurarse de que el movimiento es controlado, (no oscilando la pierna) sin mover el resto del cuerpo. Al mismo tiempo que está empujando hacia atrás, piense en estrujar el carrillo de esa nalga tanto como pueda. Inicialmente repetir el ejercicio 5-10 veces por día, aumentando hasta llegar a 15-20.
Alternativamente, puede hacer este ejercicio en el piso, como se ilustra en la figura 2 o en el globo suízo, como en la figura 3.

 

Los Músculos Abductores

Los músculos externos del muslo frecuentemente quedan debilitados por falta de movimiento cuando el paciente necesita una resuperficialización de cadera. Frecuentemente los pacientes experimentan incomodidad o malestar de la rodilla en la pierna operada; haciendo el ejercicio siguiente puede fortalecer el músculo abductor en la parte externa de la pierna.

Ejercicio 2

figura4De pie sobre la pierna no operada, levantar la pierna operada lateralmente , estrujando el músculo externo del muslo(fugura 4). Como en el ejercicio anterior, hacer un movimiento lento y controlado, no oscilando la pierna y no moviendo ninguna otra parte del cuerpo. Repetir 5-10 veces y aumentar a 15-20. Como en el caso de las nalgas, este ejercicio puede hacerse en posición yacente (figura 5) o sobre el globo suízo (figura 6)

 

 

 

 

Los Músculos Aductores

El músculo del muslo interno debe ser ejercitado suavemente inmediatamente después de la operación. Como en todos los ejercicios de rehabilitación, no se trata de hacer una sesión vigorosa o sudorosa, sino simplemente de fortalecer suavemente los músculos y recuperar su capacidad progresivamente.

Ejercicio 3

figura7Inicialmente es preferible hacer este ejercicio sentado en una silla, poniendo una pelota o una toalla enrollada entre las rodillas. Sentarse en una silla o en el globo suízo con los pies en el suelo, las rodillas a un ángulo de 90 grados, sin que la parte trasera de las pantorrillas toque la silla. Mantener la espalda derecha y contraer fuertemente los músculos estomacales. Estrujar la pelota o la toalla usando los músculos de los muslos internos (figura 7). Mantener la presión contando hasta 5 y relajar los músculos.
Repetir 10-15 veces y aumentar gradualmente hasta 20.

 

 

Los Músculos Abdominales

Es importante reforzar los músculos abdominales, especialmente los del abdómen inferior, que son los más importantes. Incorporarse desde el piso o desde el globo suízo es una excelente forma de tonificar estos músculos.
Al ejercitar los músculos abdominales es importante pensar que se están acortando, y tratar de no permitir que desaparezca el arco natural de la espalda inferior.

Ejercicio 4

Echado sobre la espalda, con los pies planos y las rodillas dobladas. Con las manos detrás de la cabeza y los codos extendidos lateralmente, levantar la cabeza y los hombros al mismo tiempo, mirando hacia el techo durante todo el ejercicio. Exhalar al ascenso e inhalar al descenso, tratando de que la cabeza no llegue a tocar el piso. Repetir 10-15 veces y aumentar gradualmente a 25-30 por día.
La figura 9 muestra este ejercicio utilizando el globo.

 

La Espalda Inferior

Como los abdominales, los músculos de la espalda inferior proporcionan un importante apoyo a la pelvis. El siguiente ejercicio debe hacerse con cuidado y atención, pensando en tensar los músculos de la base de la espalda. Procure no lanzar el cuerpo hacia arriba y no hacer movimientos bruscos o espasmódicos.

Ejercicio 5

Las extensiones de la espalda inferior pueden hacerse bien en el piso, pero se logra una mejor gama de movimientos utilizando el globo suízo. Al comenzar, echarse sobre el piso con el rostro hacia abajo y colocar los brazos paralelos con los costados, o colocar la palma de una mano sobre la otra en la zona de la espalda inferior. Acercar la barbillla hacia el pecho y mantenerla en dicha posición durante todo el ejercicio. Elevar lentamente el torso, tratando de despegar el pecho del piso, y estrujar los músculos de la espalda inferior. Tratar de relajar las nalgas y no olvidar respirar. Repetir 10-15 veces y aumentar hasta 20.
Si utiliza el globo suízo (figura 11), con las piernas bien abiertas colocar los pies planos contra una pared, con los dedos de los pies tocando el piso. Las piernas deben estar rectas y el pecho no debe tocar el globo.

 

Los Muslos

La parte frontal de los muslos frecuentemente pierde fuerza tras la cirugía y, como estos músculos necesitan ser potentes para ayudarle a volver a andar, el reforzarlos es una buena idea. El siguiente es un buen ejercicio para principiantes durante la rehabilitación, y puede hacerse en una silla (figura 12) o en el globo suízo (figura 13).

Ejercicio 6

figura13Sentado con el cuerpo recto, elevar un dedo del pie hacia el techo y tratar de extender la pierna lo máximo posible desde la rodilla. Debería sentir la tensión en la parte superior del muslo. Mantener durante una cuenta de 3 y bajar la pierna, sin tocar el piso. Repetir 10 veces con cada pierna, aumentando hasta 20-25 por día. Para hacer mas difícil el equilibrio usando el globo, trate de que la pantorrilla de una pierna no toque el globo mientras ejercita la otra pierna.

© Copyright 2008 Trauma Ortopedics S.C.C. All Rights Reserved.