MI CADERA
Reemplazo de Cadera
Resuperficialización de Cadera
El Implante
La Operación
Niveles de Actividad
Rehabilitación
Encuentre un Cirujano
Casos de Estudio
Preguntas Más Frecuentes
Resultados Clínicos
Pautas NICE
<- volver a 'Productos'

La Operación de Reemplazo Articular de Cadera.

Organización

Inicialmente Ud. será referido por su médico a un cirujano ortopédico, quien le indicará si Ud. necesita ser operado y, en dicho caso, qué tipo de prótesis es la más apropiada. Una vez que su operación haya sido programada probablemente le indicarán que vaya al hospital para una evaluación preoperatoria unas semanas antes de la operación. Después de la operación Ud. tendrá que asistir a un consultorio de pacientes externos para realizar la rehabilitación de su cadera y obtener la mayor mobilidad, además esto le sera útil para verificar el éxito de la cirugía.

Dos semanas antes de la operación

Antes de la operación es probable que su cirujano le invite a asistir a una consulta de pre-evaluación. En dicha consulta le harán una evaluación médica detallada y un registro de su historial médico. También le harán diversos exámenes físicos como pruebas cardíacas, rayos X y análisis de sangre y de orina. Esta sesión permitirá a los profesionales determinar su condición para la cirugía y le dará a Ud. otra oportunidad de discutir la intervención y de hacer cualquier pregunta que se le haya ocurrido.

Qué llevar al hospital

Esta es una lista de los artículos que debe Ud. llevar al hospital:

  • Objetos personales, incluyendo pasta dentrífica, cepillo de dientes, cepillo de cabello o su peinilla, dos toallas faciales, desodorante, jabón, champú, equipo para afeitar, ropa interior, pijamas y bata de baño.
  • Zapatillas o zapatos planos con suela de goma, para andar.
  • Un traje deportivo u otra prenda holgada y confortable para uso diurno en el hospital y para regresar a casa.
  • Cualquier medicina que esté tomando, con una lista que deberá entregar a la enfermera indicando la medicina, su potencia, la dósis y el horario de las tomas. Recuerde el nebulizador si sufre de asma.
  • Deje en casa todos los objetos valiosos como joyas, tarjetas de crédito, chequera y demás objetos de valor personal. Puede dejarse puesto el anillo de boda, ya que éste será cubierto con esparadrapo antes de entrar al quirófano.
    Lleve algo de dinero para comprar periódicos, revistas, caramelos y realizar llamadas telefónicas. Recuerde que en la mayoría de los hospitales no se permite el uso de teléfonos celulares.

El día antes de la operación

Normalmente Ud. será ingresado en el hospital el día antes de la operación. Esto le dará oportunidad de familiarizarse con los entornos y permite al equipo profesional ubicarlo. A estas alturas Ud. puede esperar los siguientes procedimientos:

  • Una enfermera le enseñará la sala.
  • Le darán un brazalete de identidad y le preguntarán si tiene algún tipo de alergia. En caso afirmativo le darán un brazalete rojo adicional, para alertar al resto del equipo de tal hecho.
  • Le tomarán una muestra de sangre para hacer la prueba de compatibilidad sanguínea y para comprobar que sus niveles de hemoglobina son satisfactorios.
  • Quizás le tomen la talla para un par de medias de presión a usar después de la operación (que le colocará la enfermera), para reducir el riesgo de formación de coágulos.
  • Le visitará un fisioterapista para discutir un programa de ejercicios postoperativos para que Ud. se pueda movilizar lo antes posible después de la operación.
  • Le visitará un anestesiólogo para discutir los detalles de la anestesia. El o ella le preguntará sobre su salud en general, si es Ud. fumador o no, si Ud. ya tiene otra prótesis, si usa lentes de contacto o si tiene alguna corona dental.
  • Una enfermera le explicará los detalles de la operación y lo que Ud. puede esperar antes y después de la misma.
    Le dirá que no coma nada seis horas antes de la operación, pero le permitirán tomar agua y ciertos tipos de líquidos.
  • Ud. deberá firmar un formulario de consentimiento que dice que Ud. entiende en qué consiste la intervención y está plenamente de acuerdo en que el cirujano la realice.
  • Es posible que una enfermera le visite para marcarle la pierna que va a ser operada.
  • Todos estos pasos son de rutina y no deben alarmarle.

La anestesia

Para muchos pacientes la anestesia puede ser la parte más desconcertante, sin embargo, con las técnicas de anestesiología modernas, no hay por qué preocuparse.

El anestesiólogo le habrá visitado un día antes para discutir el proceso. Ud. será trasladado de la sala al quirófano y, antes de entrar en éste, le llevarán a la antesala de anestesia, acompañado de una enfermera de quirófano. Le harán una serie de preguntas de una lista de referencia a las que Ud. ya ha respondido, pero es simplemente para una doble comprobación. Todas las drogas necesarias para la administración de la anestesia están en la antesala.

Primeramente le pondrán tres parches adhesivos en el pecho. Estos parches permiten el monitoreo cardíaco durante la operación. Le insertarán un pequeño tubo de plástico en una vena (generalmente en el dorso de la mano). Dicho tubo será sujeto con esparadrapo y, a través de éste le inyectarán todas las drogas.

Una vez le hayan inyectado el sedante (que normalmente le hace sentir algo de frío) Ud. empezará a sentir somnolencia. Quizás le pidan que cuente hacia atrás desde 10 y Ud. ya estará dormido antes de llegar al 1. Una vez que Ud. está dormido el equipo anestesiólogo empieza su tarea. Ud. será intubado, es decir, le introducirán un tubo por la garganta, para permitir que el oxígeno y otros gases sean bombeados a los pulmones.

Posiblemente le coloquen un catéter. Este permite el monitoreo del funcionamiento de los riñones durante la operación. Probablemente le dejarán el catéter colocado durante 24 horas tras la cirugía, lo que elimina la necesitad de levantarse para evacuar la vejiga.

Una vez completados estos procesos, Ud. está listo para la cirugía.

La operación

Cuando a Ud. lo movilicen de la antesala de anestesia al quirófano ya llevará dormido unos 20 minutos. La operación llevará de una a dos horas.
El abordaje quirúrgico adoptado depende de la preferencia del cirujano, pero Ud. será acostado sobre la espalda o colocado de costado para la cirugía. La pierna que va a ser operada será lavada con una solución antiséptica y le cubrirán todo el cuerpo con campos estériles.
Cuando esté listo para empezar el cirujano hará una incision inicial de hasta 15cm de longitud a lo largo de la cadera y la parte superior del muslo. Esta incisión es profundizada gradualmente para cortar a través de la grasa, músculos y tejidos blandos, hasta dejar expuestos los huesos. Cuando el cirujano puede ver bien la articulación de la cadera, se tuerce la pierna hasta dislocar la cabeza femoral del acetábulo en la pelvis.

cabeza_femur_cabeza_ormetUtilizando instrumentos especiales, la superficie dañada del acetábulo es remodelada en forma hemisférica y se inserta la nueva copa metálica. Dicha copa lleva un revestimiento especial en la superficie externa (hidroxiapatita) que estimula el crecimiento del hueso hacia la superficie de la copa, fomentando así una fijación muy sólida de la misma a largo plazo. La cabeza del fémur es remodelada para adaptarla a la forma del componente femoral y la nueva cabeza metálica se fija en posición con cemento óseo.

Finalmente, las capas de tejidos blandos son suturadas y quizás le coloquen un sistema de drenaje. Este consiste en uno o dos tubos de drenaje insertados que emergen por la piel de la cadera, conectados a un succionador por vacío, durante dos a siete días. El sistema de drenaje nunca se deja más de una semana, debido al riesgo de infección.
El objetivo del drenaje es prevenir la hinchazón causada por la acumulación de fluídos tras la operación. El afluente es drenado al succionador, que la enfermera vaciará periódicamente. La herida es cubierta con vendas. Finalmente Ud. sera despertado y transferido a una cama en la sala de recuperación, donde permanecerá hasta sentirse totalmente despierto, en ese momento a Ud.lo movilizarán de regreso a la sala general.

Después de la operación

Es natural que Ud. se sienta delicado después de la cirugía, y debe asegurarse de que le han asesorado plenamente sobre el período de recuperación tras la intervención.
El régimen postoperatorio, así como el hecho de si Ud. deba utlizar muletas o bastones y en cuánto tiempo puede aplicar peso a la cadera operada, varía de cirujano a cirujano, por consiguiente los consejos dados aquí son generales.

Ud. tardará una semana en aprender a subir escaleras con muletas, y en poco tiempo podrá bañarse sin ayuda.
No es sugerido que Ud. conduzca el coche. Espere al menos hasta la consulta de reconocimiento a las seis semanas de la operación. Si luego de éste periódo de seis semanas decide conducir, hágalo tan sólo si se siente completamente confiado de poder frenar, y realizar maniobras en caso de emergencia.

A los tres meses la mayoría de los pacientes pueden regresar al trabajo, sin usar bastones o muletas y pueden dormir sobre el lado operado Algunos pacientes tienen inflamación del muslo en el lado operado, pero ésta desaparece muy pronto. Algún paciente podría percibir chasquidos u otros sonidos de la nueva cadera, pero ésto raramente causa problemas y generalmente desaparece a los pocos meses.

Inicialmente Ud. se cansará más rapidamente, en parte debido a que quedarán residuos de la anestesia en su cuerpo durante algún tiempo. Descanse un rato durante la tarde. Consulte a su médico inmediatamente en caso de que sienta dolores anormales, o si Ud. observa un gran enrojecimiento en el área de la operación, o supuración de la herida.

© Copyright 2008 Trauma Ortopedics S.C.C. All Rights Reserved.